La neuropsicología estudia la relación entre el cerebro y la conducta y se centra, especialmente, en cómo las alteraciones o daños a nivel cerebral repercuten en el comportamiento, en las emociones y en las funciones mentales:

 

· Lenguaje.

· Memoria.

· Atención.

· Percepción.

· Funciones ejecutivas (planificación, inhibición, categorización, abstracción,…).

 

Según la edad de los pacientes, diferenciamos:

 

· Neuropsicología infantil: abordamos alteraciones en el desarrollo, con el objetivo de que los más pequeños se desarrollen y adquieran una buena funcionalidad.

· Neuropsicología cognitiva: trabajamos con las alteraciones que surgen cuando sufrimos un traumatismo cráneo-encefálico, ictus, tumores, etc…

· Neuropsicología enfermedades neurodegenerativas: El objetivo es ralentizar el proceso de deterior y aumentar la calidad de vida de los mayores y de sus cuidadores.