05 Abr 2020

BY: Jimena Ocampo Lozano

Blog

Vivimos momentos de incertidumbre, de aislamiento en el hogar, de un cambio radical en nuestra rutina habitual y es algo que afecta a todos, adultos y niños.

Uno de los muchos cambios a los que nos tenemos que adaptar, y especialmente los niños, es el estudiar desde casa. Un asunto que está trayendo de cabeza a padres, niños y profesores. No sólo porque es una modalidad a la que no estamos acostumbrados, sino porque además tenemos que contar con que la situación que estamos viviendo es sumamente excepcional, dramática en ocasiones, y hemos de saber adaptar las exigencias al momento que vivimos.

Estudiar a distancia es mucho más que conectarse a un ordenador y asistir a una clase online. Requiere en primer lugar una autonomía y capacidad organizativa que no todos los alumnos tienen, especialmente los más pequeños. Esto hace que los padres tengan que ayudar a los niños a organizarse, a estudiar los contenidos, hacer deberes, entregar trabajos…Pero es que además es necesario contar con unos materiales y medios técnicos de los que no todos los alumnos disponen, ( ordenador, impresora, wifi…).

Pero es que además, a todo esto se añade la realidad familiar o emocional que cada alumno esté viviendo en su hogar.

Sin meternos en qué contenidos deberían primar en esta situación o en si debería seguirse el curriculum a rajatabla, os dejamos una serie de pautas para ayudar a los hijos a organizarse el tiempo de estudio.

Son muchos los padres que nos piden ayuda para que enseñemos a sus hijos a organizarse el estudio o que llevemos un seguimiento estos días o que nos transmiten que los chavales están agobiados con la carga escolar, especialmente aquellos que presentan algún tipo de problema o dificultad de aprendizaje.

En primer lugar, debemos establecer unos horarios realistas. Dedicar un tiempo al estudio o a tareas de aprendizaje académico que seamos capaces de cumplir y que nos sirvan sobretodo, para no perder el hábito de estudio. En primaria estaríamos hablando por ejemplo, de una hora y media por la mañana y tal vez de otra hora por la tarde. Pensaréis que eso es poco tiempo, pero es suficiente si tenemos en cuenta que es el propio niño el que tiene que gestionar su estudio. Podemos trabajar un par de materias al día y tratar de seguir el contenido educativo poco a poco. Sin agobios, sin estrés…lo que de tiempo. Los papás vamos a tener que explicar materia a los niños, así que podemos dedicar media hora al día a resolver dudas a los niños o a explicar contenidos.

Tenemos que ayudarles a organizarse los trabajos que les piden, haciendo ver a los niños que si no da tiempo a hacer todo lo que les piden, no pasa nada, que vamos a ir poco a poco, para aprender lo máximo posible y sin estresarnos o agobiarnos.

Para los niños que además presentan dificultades de aprendizaje, es muy importante seguir en la medida de lo posible con el trabajo “terapeútico” o primar actividades que nos sirvan para reforzar aprendizajes o trabajar aquellas áreas en las que presentan más dificultad,( comprensión lectora, razonamiento perceptivo, atención, concentración funciones ejecutivas…). las dificultades existen más allá de la escuela, influyen en su vida diaria más allá del ámbito académico. Para estos niños va a ser especialmente difícil seguir el curso a distancia, y no debemos olvidar, que las adecuaciones que necesitan tienen que seguir presentes en la modalidad on line.

En esta situación podemos dejar que los niños practiquen o afiancen contenidos de una forma más lúdica, bien a través de aplicaciones en la tablet, ( uso medido) o bien a través de juegos.

No podemos aprender de forma tradicional cuando la situación es excepcional.

Es una situación que emocionalmente tiene tantas implicaciones que no podemos pretender que los alumnos estudien como si nada de esto estuviera pasando. No podemos pretender que los alumnos, especialmente los más pequeños, se sienten a las 9 delante del ordenador o de su libro de texto y llevar un horario como el que llevaría en el colegio. Tampoco se trata de que los niños vivan esta situación como unas vacaciones, porque no lo son, pero tal vez habría que buscar un punto intermedio. Ayudarles a entender lo que pasa y a mantener un hábito de estudio.

Jimena Ocampo Lozano.

Directora área infantil y Psicopedagógica Fundamenta Psicoeducativo.


Notice: Undefined index: opcion_cookie in /var/www/vhosts/fundamentapsicoeducativo.es/httpdocs/nuevo/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 416

Notice: Undefined variable: input_porcentaje in /var/www/vhosts/fundamentapsicoeducativo.es/httpdocs/nuevo/wp-content/plugins/click-datos-lopd/public/class-cdlopd-public.php on line 484