23 Oct 2013

BY: Ana Caballero

Blog

“Si es verdad que la ciudadanía no se construye apenas con la educación, también es verdad que sin ella no se construye la ciudadanía”. Estas son palabras de Paulo Freire, el pedagogo del siglo XX por excelencia, y referente para muchos de los que nos dedicamos por vocación a esto de enseñar.

Una cita que me gustaría dedicársela a nuestros queridísimos políticos que parece que se han propuesto destruir el sistema educativo a golpe de recortes, leyes educativas, y desprestigio de la función pública. Sin educación no podemos pretender que nuestra sociedad avance, es así, no hay más. Podemos transmitir conocimientos, conceptos, pero la educación es algo más, es el medio para formar personas libres e iguales.

Esta semana, de nuevo, los colegios y universidades se tiñen de verde reclamando y luchando por una educación PARA TODOS, una educación que nos asegure que todos somos iguales, que todos tenemos las mismas posibilidades y una educación que forme personas solidarias, críticas, con capacidad de superación, de lucha…

Me duele profundamente cuando veo que están destruyendo de manera descarada nuestro sistema público de educación…me duele porque las razones para ello son meramente ideológicas. No hay razón que justifique que se eliminen profesores, asignaturas, ayudas…y  no hay razón tampoco para justificar el recorte en gasto educativo, (público), si no es la meramente política.

Yo estudié en la escuela pública, tuve buenos y malos profesores, los tuve más anticuados y más modernos, pero sobretodo, pude acudir a esa escuela, a ese Instituto y a esa Universidad, y defiendo y defenderé siempre que la escuela pública es la única que puede hacernos iguales y ofrecernos las mismas oportunidades a todos.

Por eso doy las gracias a los profesores de escuelas, colegios, institutos, universidades que están luchando por conseguir que se respete y garantice el derecho a la educación de todos y cada uno de nosotros y por el de las futuras generaciones.