15 Oct 2013

BY: Ana Caballero

Blog

Detectar a tiempo la dificultad es tan importante como trabajar para superarla.

Cuando hablamos de dificultades de aprendizajes hacemos referencia a un amplio repertorio de dificultades que pueden presentar los alumnos en su día a día en el aula. Alumnos que se distraen, alumnos que no siguen el ritmo de las clases, que los deberes se les hacen cuesta arriba, que se mueven, que no siguen el ritmo de un dicatado, y un largo etecétera de ejemplos, a los que desde este espacio quiero dar protagonismo.

Tan importante es detectar a tiempo la dificultad como trabajar para superarla. La detección es para mí lo más sencillo, la parte  dura es trabajar con estos alumnos para que consigan por un lado el “éxito” escolar y por otro, superar o compensar esa dificultad. Un largo camino para el que se requiere comprensión y mucha paciencia.

¡¡¡Arrancamos este espacio que espero que sea de ayuda y os resulte de interés!!!